Skip to content

No dejar a nadie atrás

Secretario general de la ONU junto al cartel de los ODS

La experiencia acumulada en alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporciona pruebas irrefutables de que la comunidad internacional (gobiernos, sociedad civil y una amplia gama de agentes internacionales) puede movilizarse para hacer frente a problemas tan complejos. Nuestro mundo globalizado se caracteriza por avances extraordinarios junto con niveles inaceptables e insostenibles de miseria, discriminación, explotación e injusticia y un comportamiento irresponsable con el medio ambiente. Ban Ki-moon ha reiterado en sus discursos y escritos su deseo de que esta nueva agenda tiene que aspirar a "no dejar a nadie atrás". Y con esa idea ambiciosa se establecen las metas de hambre cero y que no haya sobre la faz de la tierra una sola persona en situación de pobreza extrema.

 

Archivo descargable: