Skip to content

La agricultura familiar y la salud

Portada del nº 101 de la Revista Prosalus

La agricultura familiar y campesina, que produce más del 70 % de los alimentos en el mundo, es mucho más que un modelo de economía agraria. Es la base de la producción sostenible de alimentos para avanzar hacia la seguridad alimentaria, de la gestión medioambiental del territorio rural y marino, y de su biodiversidad; es fuente de importantes dimensiones culturales de cada pueblo y, en definitiva, un pilar fundamental del desarrollo integral de las naciones. A pesar de la importancia de sus múltiples funciones, en muchísimos lugares las poblaciones dedicadas a este tipo de agricultura viven en condiciones muy difíciles, sin tener cubiertas algunas de las necesidades más básicas. En muchas ocasiones no tienen abastecimiento de agua potable, no tienen acceso a servicios de saneamiento básico, viven en infraviviendas, sin instalaciones adecuadas para tener separados sus animales, sin suministro de energía eléctrica. Incluso se da la paradoja de que, a pesar de producir alimentos, muchos de ellos viven en situación de desnutrición. Todos estos factores condicionan las posibilidades de estas poblaciones de disfrutar de una buena salud. Estos determinantes sociales de la salud establecen grandes inequidades e impiden que muchos millones de personas, de familias campesinas, no tengan garantizado el derecho a la salud de que debe gozar cada ser humano.

Archivo descargable: