Skip to content

Criterios perversos

Campaña "Nuestra tierra, nuestro negocio"

Existen una serie de criterios de valoración del Banco Mundial que, actualmente, tienen repercusiones perversas para los pequeños agricultores, especialmente, en países en desarrollo. En el año 2002, el Banco Mundial definió unos rankings anuales denominados Doing Business (‘hacer negocios’) que clasifican a los países según la “facilidad de hacer negocios”, clasificación que tienen muy presente las empresas, los inversores, donantes bilaterales y el propio grupo del Banco Mundial y les sirven de guías para saber hacia dónde dirigir sus capitales. A finales de 2013, respondiendo a la demanda del G-8, el Banco Mundial ha adaptado el ranking Doing Business a la agricultura, estableciendo criterios de valoración para dicho sector. Mediante esos criterios los países “son premiados” según las facilidades que establezcan para hacer negocios y se traduce en reducción de impuestos a empresas, eliminación de regulaciones económicas, comerciales, ambientales o sociales. Una de las facilidades se sitúa en la tierra ya que “el Banco Mundial alienta las reformas territoriales que hacen de la tierra un bien comerciable, de fácil acceso para la corporaciones”.

 

Archivo descargable: