Skip to content

Aumenta la desigualdad en salud

Portada del libro "Comprendiendo el derecho humano a la salud"

El estado de salud de una persona viene determinado en gran medida por su posición socioeconómica. En los países de ingresos bajos la esperanza de vida se sitúa en torno a 57 años, mientras que en los de ingresos altos es de 80. Pero panoramas similares podemos encontrarlos en cualquier país de Europa o en Estados Unidos, dependiendo de si vivimos en un barrio pobre o en un barrio rico. Existen factores sociales, políticos, económicos, ambientales y culturales que ejercen gran influencia en el estado de la salud de las personas y en su calidad de vida. Son muchos los componentes que determinan nuestra salud: los niveles de pobreza y exclusión, el desempleo, la educación, el acceso a alimentos, agua potable e instalaciones sanitarias, la vivienda, el acceso a información, los grados de protección social, la discriminación por cuestiones de género, raza o edad, la inversión en salud pública, la vulnerabilidad frente al cambio climático...

 

Archivo descargable: