Skip to content

Alimentos y energía

Portada del nº 84 de la Revista Prosalus

La alimentación nos provee de la energía necesaria para vivir. De hecho, hablamos de suministro de energía alimentaria para referirnos a los alimentos disponibles para el consumo humano, expresados en kilocalorías per cápita al día. Cuando una persona tiene una deficiente ingesta de alimentos que no llega a satisfacer sus necesidades de energía alimentaria, decimos que está subnutrido. Hay usos "no alimentarios" de los alimentos que pueden competir con los usos alimentarios; y uno de ellos puede ser la producción de energía. También se puede establecer competencia por los recursos productivos, fundamentalmente tierra y agua, entre la producción de alimentos y la producción de energía o de combustibles. Como vamos a ver en este número de la revista, las relaciones entre alimentación - hambre - energía pueden ser más complejas y determinantes de lo que pudiera parecer.

Archivo descargable: