Skip to content

2015 Año Internacional de los Suelos

Portada de la revista Prosalus nº 105

En este número hablamos del Año Internacional de los Suelos y cómo este recurso natural tiene mucho que ver con la pobreza y el hambre. El suelo es un recurso finito y no renovable, lo que implica que su pérdida y degradación no son reversibles en el curso de una vida humana. Se necesitan hasta mil años de complejos procesos naturales para producir una capa de apenas 3 centímetros de suelo. La mala utilización de los suelos, la sobreexplotación, los vertidos industriales, los procesos de urbanización, el abuso de agroquímicos, las prácticas agrícolas inadecuadas, los excesos del extractivismo… hacen que hoy día un tercio de los suelos productivos estén degradándose. Cada año se pierden unos 50.000 km2 de suelos, una superficie equivalente a la de Aragón. La humanidad alcanzará a mitad de este siglo los 9.000 millones de habitantes y solo con unos suelos sanos podremos tener una vida sana y garantizar el derecho a la alimentación de todas las personas.

Archivo descargable: