Skip to content

2 años sin sanidad universal

Manifestación en contra de la reforma sanitaria

Hablar de cobertura sanitaria universal implica que TODAS las personas deben recibir los servicios sanitarios de calidad que necesitan sin que ello les suponga dificultades económicas. Esto es coherente con la consideración de la salud como derecho humano y, por tanto, cualquier estrategia que explícitamente deje fuera de la cobertura a una parte de la población, especialmente a las personas más vulnerables, con menos capacidad económica, debería considerarse inaceptable. Hace ya dos años que el Gobierno aprobó el Real Decreto 16/2012, que dejó sin tarjeta sanitaria a más de 870.000 personas, inmigrantes en situación irregular, con el fin de evitar un "insostenible déficit en las cuentas públicas". Sin embargo, el ministerio aún no puede explicar ni calcular cuánto dinero se ha ahorrado con esta medida. Por desgracia, en este tiempo debemos lamentar la muerte de tres personas: Alpha Pam, Soledad Torrico y Jeanneth Beltrán. Con este real decreto, España incurre en una violación de derechos humanos.

Archivo descargable: