Skip to content

Un Observatorio del Derecho a la Alimentación en España

Mural Before you Eat Think_Cristian Blanxer_CC BY SA

Un año antes de que se cumpliese el plazo marcado por los Objetivos del Milenio, en diciembre de 2014, la región de América Latina y el Caribe hizo los deberes en la lucha contra el hambre.  Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) constataba que había logrado la meta de "reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas que padecen hambre". Se había pasado del 15,3% de la población –68,5 millones de personas– sin acceso a alimentos suficientes para cada día en 1990 al 6,1% –37 millones–. El objetivo actual marcado por la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible es mucho más ambicioso: hambre cero y la realización del derecho a la alimentación adecuada. Todavía hoy a este lado del Atlántico, ningún país de la UE reconoce explícitamente y por ley el derecho a la alimentación, lo que hace que la asistencia dependa de decisiones políticas o de la caridad.

Como señala Luis Lobo, oficial técnico del Programa España FAO para el Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe “el hambre y la malnutrición son un flagelo totalmente combatibles si se trabaja por un compromiso político amplio: local, nacional, regional e internacional, y por un desarrollo de políticas, instituciones y programas eficaces que lleguen a los territorios.” Una prueba de ello es la experiencia del Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe, una red de más de 300 legisladores de diferentes parlamentos, culturas y territorios con distintas experiencias y visiones políticas. Surgido en 2009 con el apoyo del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino), en el marco del compromiso intergubernamental Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre, ha demostrado que desde el diálogo interparlamentario y el consenso se puede avanzar hacia la realización universal del derecho a la alimentación.

Para Luis Lobo, la cooperación es un ejercicio recíproco en donde los países están en condición de recibir, pero también de ofrecer soluciones a la comunidad regional e internacional. Un ejemplo de este ejercicio ha sido la elaboración de la Ley Nº 622 de Alimentación Escolar en el marco de la Soberanía Alimentaria y la Economía Plural del Estado Plurinacional de Bolivia, realizada gracias a la contribución y soporte de las universidades, el gobierno y los movimientos campesinos, entre otros actores, que está permitiendo que dos millones de niños bolivianos gocen de alimentación adecuada, que la educación nutricional esté presente en las redes educativas y que se generen compras públicas a la agricultura familiar.

El trabajo que ha venido realizando el mundo parlamentario de América Latina y el Caribe para conseguir el desarrollo ya cuenta con el reconocimiento internacional: países de otras regiones se han aliado a este innovador espacio. Tal es el caso de España, que año a año participa activamente de las actividades de los frentes en una modalidad de doble vía: proporcionando apoyo técnico, a través de la cooperación española, y siendo parte del intercambio de experiencias y diálogo político, mediante las Cortes Generales.

Además, el 28 y 29 de junio se celebró en la sede de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) un taller organizado por un grupo impulsor para la creación de un Observatorio del Derecho a la Alimentación en España, que contará con presencia de una representación del Observatorio del ODA-ALC y del Frente Parlamentario contra el Hambre de la misma región. La idea es constituir una red orientada a la creación del Observatorio del Derecho a la Alimentación en España, que sería la encargada de dar forma al proyecto de Observatorio.

Durante la reunión, en la que Prosalus estuvo presente, se esbozó un reglamento de la Red, de la que pueden formar parte las universidades, como miembros de pleno derecho; también pueden participar como colaboradores ONG y expertos a nivel individual, que acrediten trayectoria en la temática.

 

Imagen: Mural Before you Eat Think_Cristian Blanxer_CC BY SA