Skip to content

Situación en Senegal – Medidas frente al COVID-19

Las medidas de emergencia adoptadas por el Estado de Senegal para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 han limitado los desplazamientos, prohibiendo el transporte de región a región, las aglomeraciones en la vía pública y las reuniones. Esta restricción de la movilidad y la suspensión de las actividades de muchas personas repercuten negativamente en los sistemas de producción de bienes y servicios y en la vida social.

En DAKAR, las personas que se ven más afectadas por esta situación son aquellas que trabajan en el sector informal, entre ellas las mujeres que preparan y venden comida en la calle en las zonas periurbanas de la ciudad. A través de su actividad, contribuyen a la economía y a la alimentación de sus familias, que también se ven afectadas. Las mujeres que viven de la horticultura y de la transformación de productos también se encuentran en una gran vulnerabilidad, ya que el flujo entre la producción y la comercialización se ha visto limitado.

Algunas de actividades que se están poniendo en marcha en Dakar:

  • Sensibilizar a la población (cerca de 2.000 personas) sobre las medidas de protección contra el COVID-19, a través de carteles y de programas radiales con información, testimonios de la población participante en el proyecto y mensajes de los alcaldes, en los que participan 5 radios.
  • Suministrar alimentos producidos en los huertos y procesados en las unidades de transformación del proyecto a 200 mujeres, entre ellos: cuscús, gránulos de mijo, maíz y vegetales, que se completan con arroz, aceite y azúcar. También se entregan lotes de productos desinfectantes (jabón, geles hidroalcohólicos) a quienes se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad. La coordinación de la entrega de alimentos y de productos desinfectantes está a cargo de los ayuntamientos para evitar la duplicación de esfuerzos.
  • Y mejorar la comercialización de los productos de los y las horticultoras y de las unidades de transformación de alimentos.  

 

En la zona de NIOMRÉ los precios de los cereales están subiendo continuamente y los mercados semanales de abastecimiento están cerrados. El primer impacto es una desaceleración general en la marcha de todas las actividades previstas en los proyectos y, en particular de las de transformación, así como una disminución de ingresos.

Algunas de actividades que se están poniendo en marcha en Niomré:

  • Concretamente, las formaciones y reuniones de la plataforma de comercialización se han  suspendido temporalmente, mientras que las actividades en los huertos se mantienen. La producción se comercializa únicamente en el mercado local y ya no se venden los productos fuera de la comunidad.
  • Las unidades de transformación también se han visto afectadas porque las reuniones se limitan a menos de 10 personas, por lo que el número de empleados-as que trabajan a diario se ha reducido. Además, una gran mayoría de los productos comercializados eran para eventos familiares, comunitarios, públicos o religiosos, que ahora están prohibidos, por lo que la venta y los ingresos se han visto reducidos.