Skip to content

Reducir el desperdicio de alimentos, negocio redondo

Reducir el desperdicio de alimentos es un buen negocio. La presidenta de WWF Internacional y ex ministra de medio ambiente de Ecuador, Yolanda Kakabadse, señala en el Informe Champions 12.3 que “Reducir la cantidad de alimentos desperdiciados es tener sentido común e incluso tener buen instinto para los negocios”.

Champions 12.3, en referencia a la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, es una coalición de 30 líderes internacionales cuyo objetivo es reducir a la mitad el desperdicio de alimentos y los residuos para el año 2030.

En el informe que se presentó a inicios de este año, se analizaron 1.200 negocios de 700 empresas de diversos sectores de 17 países. Una de las conclusiones obtenidas es que el retorno medio de la inversión es del 1.300%. Cada dólar que las empresas invierten para reducir la pérdida de alimentos y residuos supone un ahorro final de 14 dólares.

Reducir el desperdicio de alimentos es también una oportunidad para los Gobiernos, como demuestran los datos relativos a la reducción del desperdicio en los hogares del Reino Unido que equivale “a retirar 1,4 millones de automóviles de la carretera, ahorrar 400.000 piscinas olímpicas de agua y eliminar la necesidad de una superficie de tierra agrícola del doble del tamaño de Luxemburgo” según afirma Yolanda Kakabadse, miembro de Champions 12.3.

Buenas razones de peso para que todos los actores implicados asuman sus respectivas responsabilidades en la toma de decisiones y contribuyan a la reducción del desperdicio alimentario.

VER INFORME (inglés)

 

Imagen de Katia Mello con licencia CC BY SA 20