Skip to content

Recibimos el premio de la Fundación Alimerka

Momento en el que Proslaus recibe el premio de la Fundación Alimerkaremio

El pasado 11 de diciembre se celebró la ceremonia de entrega de los Premios Luis Noé Fernández que otorga la Fundación Alimerka y Prosalus fue galardonada este año en el apartado de Lucha contra el Hambre, tras un proceso de selección en la que participaron 36 candidaturas de los cinco continentes. En la categoría de Nutrición, el premio recayó en el Grupo Probióticos y Prebióticos del Instituto de Productos Lácteos de Asturias. Ambos premios están dotados con 12.000 euros.     
 
El proyecto presentado por Prosalus para participar en estos premios se lleva a cabo en la zona andina boliviana del departamento de Chuquisaca, en el municipio de Presto, uno de los municipios más pobres del país. Este proyecto vela por la seguridad alimentaria nutricional, desde la equidad de género, en el marco del derecho a la alimentación, y es posible gracias al trabajo de nuestro socio local, la organización PASOS.

Llevamos cinco años trabajando en la zona acompañando a las comunidades para que desarrollen su capacidad de producir una alimentación más completa y variada, para que mejoren sus servicios básicos, para que tengan una mayor capacidad de incidir sobre los factores que producen malnutrición. También apoyamos la agricultura familiar campesina con enfoque agroecológico y el fortalecimiento de las organizaciones campesinas para que el proceso tenga sostenibilidad después de que el proyecto termine.

Como destacó Antonio Blanco, director de la Fundación Alimerka, "el elemento diferencial que atrajo la atención del jurado fue el enfoque de derechos humanos y el trabajo explícito orientado a la realización del derecho humano a la alimentación".

El director de Prosalus, José María Medina Rey, señaló en su discurso que sigue habiendo más de 800 millones de personas hambrientas y más de 3.500 millones malnutridas; y que quizás sea la mayor violación de derechos humanos que se da en nuestros días. Para Medina "son las comunidades  y las miles de personas que luchan día a día por librar del hambre a sus familias y que se entusiasman con la oportunidad que cada proyecto implica, quienes verdaderamente están reconocidas en este premio".