Skip to content

Propuestas para el V Plan Director de Cooperación

Se discute en el Congreso el V Plan Director de la Cooperación Española

Famélica. La cooperación española se encuentra en sus peores momentos, debilitada, empequeñecida a su mínima expresión – en un 0,12% de la renta nacional tras haber recortado el 75% de los recursos en siete años –, y muy alejada de las capacidades de un país que dice haber salido de la crisis y quiere ocupar en el mundo un lugar relevante y de las expectativas de una sociedad profundamente solidaria. Mientras España sigue ignorando sus compromisos internacionales en la agenda de desarrollo, el mundo se ve tambaleado por graves crisis que requieren respuestas urgentes y responsables. La obscena desigualdad imperante, los más de 65 millones de personas arrojadas fuera de sus casas, la persistencia de conflictos enquistados o los efectos del cambio climático no pueden esperar.

Con esta realidad como telón de fondo, se inicia la elaboración del V Plan Director de la Cooperación Española, un documento que guiará esta política durante los próximos años. La construcción de este Plan deberá garantizar un giro de timón inmediato que reconstruya adecuadamente una política que es esencial en los tiempos que corren. Y eso pasa necesariamente por incrementar los fondos, por renovación institucional, el apoyo a los profesionales de la cooperación, y el fomento de la innovación para incorporar enfoques que respondan de manera integral a los complejos problemas del S. XXI. La tarea es complicada, aunque no imposible. Basta voluntad política, responsabilidad y cumplimiento de los compromisos asumidos por el gobierno en el marco de la Agenda 2030.

El Congreso de los Diputados tuvo una cita importante el pasado miércoles para escuchar lo que el Consejo de Cooperación tenía que decir de cara al próximo Plan Director. La sala estaba repleta, las redes sociales a rebosar. Unas 150 personas, representantes de ONG, colectivos, universidades, empresas y partidos políticos pusieron sobre la mesa sus análisis y propuestas. Todas ellas trajeron el mensaje unívoco de que la Cooperación sí importa. Hubo un consenso claro sobre la necesidad de aumentar los recursos y de aprovechar el momento para reactivar esta política y alinearla con la Agenda 2030. En dicho consenso también se emplazaron el PP, Ciudadanos y el PNV que han tenido la llave en los PGE2017 y previsiblemente en los PGE2018.

El Secretario de Estado Fernando García Casas recogió el guante y afirmó que éste sería un plan audaz, conciso y estratégico y que integraría la participación de todos en un proceso participativo hasta final de año. La participación es una pieza clave si se quiere un Plan que aglutine consensos, se consolide como política de Estado y vuelva a ilusionar. Solo así se garantizará la construcción de un Plan Director que sea capaz de reformular una política profundamente debilitada y necesaria. En este sentido, es esencial que el gobierno presente en septiembre un borrador con propuestas concretas como punto de inicio del diálogo.

ESTAS SON LAS SEIS PROPUESTAS PARA EL V PLAN DE COOPERACIÓN

 

Escrito por Marco Gordillo, vocal de incidencia política de la Coordinadora de ONGD-España