Skip to content

No hay razones

Cartel del Día mundial contra la violencia hacia las mujeres

Según un estudio mundial realizado en 2013, al menos el 35% de las mujeres en todo el mundo ha sufrido alguna vez violencia sexual por parte de su pareja o violencia sexual por parte de una persona distinta a la pareja y, depende del lugar del mundo en el que nos situemos, puede alcanzar el 70%. Según ONU Mujeres “la violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos y un importante obstáculo para el progreso de las mujeres en todos los ámbitos de la vida. Debilita la salud de las mujeres, sus expectativas de educación y trabajo productivo, y la capacidad de participar como miembros de pleno derecho en sus sociedades”.

Por desgracia, la batería de manifestaciones de violencia contra las mujeres es amplia y diversa: cerca de 120 millones de niñas se han visto obligadas a tener prácticas sexuales forzadas en algún momento de sus vidas; más de 700 millones de mujeres que viven actualmente se casaron siendo niñas; prácticamente la totalidad de las 4,5 millones de víctimas de explotación sexual forzada son mujeres y niñas; y 133 millones de mujeres y niñas, en 29 países, se han visto sometidas a la mutilación genital femenina.

¿Hasta cuándo la mitad del mundo deberá estar pagando cuentas tan costosas por haber nacido mujer? Los 189 Estados Miembros de las Naciones Unidas que aprobaron la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing acordaron una definición exhaustiva de lo que significa la violencia, independientemente de si se trata de violencia perpetrada por el Estado o tolerada por este, como la que ocurre en el seno familiar. Reconocieron que la violencia es uno de los principales mecanismos sociales que niegan la igualdad a las mujeres y que tiene costos sociales, sanitarios y económicos elevados.
Curiosamente, resulta que el coste de la violencia que se ejerce contra las mujeres es, además, cara. En los Estados Unidos supone un gasto de 5.800 millones de dólares anuales, de los que 4.100 millones corresponden a servicios médicos y sanitarios y 1.800 millones de dólares a pérdidas de productividad.

Campaña mundial #HeForShe
Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres, hace un llamamiento para que haya más hombres y niños que alcen la voz contra la violencia, la denuncien y la detengan.

“Los hombres dirigentes, incluidos los líderes religiosos y tradicionales, deben allanar el camino. Tienen que respaldar los esfuerzos para poner fin a la impunidad y asegurar la justicia para las sobrevivientes”.

ONU Mujeres ha lanzado la campaña mundial #HeForShe para implicar a los hombres y los niños como defensores y agentes del cambio a favor de la igualdad de género y los derechos de las mujeres. Ya han participado casi 200.000 hombres.

Miguel Lorente, médico forense, exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género y autor del libro 'Mi marido me pega lo normal' ha señalado recientemente que en nuestro país cada año se producen 600.000 denuncias por violencia machista y cerca de 700 mujeres han sido asesinadas por su pareja en la última década.

“¿Cómo es posible que estos datos no provoquen una revolución social? ¿Alguien se imagina lo que pasaría si cada año se mataran a 70 políticos, 70 periodistas...?".

En España, en lo que va de año, 45 mujeres han sido asesinadas por sus parejas, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Además, en 2013 aumentó el 5% el número de menores maltratadores que fueron juzgados, según datos del Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial.

La violencia contra las mujeres es consecuencia de la discriminación que sufre, tanto en leyes como en la práctica, y la persistencia de desigualdades por razón de género. Para atajar la violencia de género, como para acabar con la pobreza, que también afecta en mucha mayor medida a las mujeres que a los hombres, hace falta voluntad política para legislar y para hacer cumplir las leyes, así como voluntad política para educar en la igualdad y en el respeto. Y esta no es una labor de un día, ni de un año. Para obtener resultados será necesaria toda una generación que crezca y cultive otros valores que permitan vivir con dignidad, independientemente de haber nacido hombre o mujer.
 
Bibliografía:
http://www.unwomen.org/es/news/in-focus/end-violence-against-women
http://beijing20.unwomen.org/es/infographic/evaw
http://www.congde.org/contenidos/25-de-noviembre-dia-contra-toda-forma-de-violencia-contra-las-mujeres
http://www.eldiario.es/norte/euskadi/machismo-vuelve-confundir-seguir-manteniendo_0_326517694.html