Skip to content

La hora del desarrollo sostenible

Foto: Presa Asseche en Costa de Marfil_Issouf Sanogo_APP Photo

Fuente: Planeta Futuro. El nuevo Gobierno de España tiene la oportunidad de abordar medidas urgentes en ámbitos en los que el país ha quedado rezagado. Nueve expertos en Cooperación Internacional firman este texto que reivindica los ODS como oportunidad única.

El período político que ahora se cierra es el de una España que ha vivido de espaldas a la cooperación internacional y a la agenda del desarrollo sostenible. A lo largo de una década, una combinación de limitaciones presupuestarias y decisiones políticas elegidas han conformado un país enrocado en sus problemas domésticos, precisamente cuando todo cambiaba a nuestro alrededor y los desafíos globales se disparaban de forma acelerada. El mundo de 2018 es mucho más complejo, inestable e impredecible de lo que era hace solo cinco años. Y todos vivimos con angustia la sensación de que, precisamente ahora, es necesario tomar decisiones que determinarán el futuro mismo del planeta.

España tiene ahora la oportunidad de elegir su lugar en el mundo. La buena noticia es que el mundo requiere de las capacidades que mejor puede ofrecer nuestro país, las basadas en el poder blando que otorgan la responsabilidad, la solidaridad y el liderazgo. España ha demostrado en las tres últimas décadas que puede establecer lazos firmes a través de la cooperación internacional, la cultura, el compromiso con la UE y la defensa de sus valores universales. Todo ello nos confiere una posición privilegiada y protagonista en la construcción de la gobernanza europea y global.

Los primeros pasos son necesariamente políticos, empezando por los nombramientos de quienes deban decidir sobre una nueva agenda en los diferentes niveles ministeriales. Ellos y ellas serán los responsables de completar el Plan de Acción para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cuyo borrador se expondrá ante la ONU en julio de este año.

Los ODS constituyen una oportunidad única para definir las aspiraciones y la hoja de ruta de España en asuntos como el cambio climático, la salud global, la pobreza infantil o la desigualdad de ingreso. Asuntos donde los objetivos domésticos están imbricados con los exteriores y donde nuestro país ha demostrado hasta ahora una iniciativa insuficiente. Se debe elevar el perfil político en el liderazgo de la Agenda 2030 e incluir a los ministerios económicos en el corazón del desarrollo de la misma. En comparación con sus socios iberoamericanos, España tiene un retraso considerable en la puesta en marcha de un mecanismo de implementación nacional.

Sigue leyendo...

 

Foto: Presa Asseche en Costa de Marfil_Issouf Sanogo_APP Photo