Skip to content

El derecho a la alimentación en situaciones de conflicto

Hambruna y conflictos_DFID_CCBY20

La relatora especial sobre el derecho a la alimentación ha publicado recientemente un informe en el que se alerta sobre el resurgimiento del hambre derivada de conflictos bélicos y de crisis prolongadas. Unos 70 millones de personas en 45 países necesitan actualmente asistencia alimentaria de emergencia, especialmente en Yemen, Sudán del Sur, noreste de Nigeria y Somalia.

El informe explica que el hambre sigue causando un enorme número de víctimas en las zonas de combate, por lo que resulta preocupante la falta de aplicación de las normas y directrices existentes, tanto del derecho internacional de los derechos humanos como del derecho internacional humanitario, en particular su incumplimiento por parte de los Estados y otros agentes políticos.

La situación de hambruna es la fase más grave de inseguridad alimentaria, caracterizada por la falta absoluta de accesibilidad a los alimentos de toda una población o subgrupo de la población, que puede provocar la muerte a corto plazo. En esta fase, al menos el 20% de los hogares afrontan un déficit alimentario extremo, la prevalencia de la malnutrición aguda supera el 30% y la tasa de mortalidad es de más de 2 personas por cada 10.000 habitantes por día.

Cuanto más se alarga la duración de un conflicto más difícil es la situación alimentaria, más peligro de hambruna y mayor dificultad para la posterior recuperación, ya que se deterioran las bases productivas. En algunos casos, la situación de hambre en la población civil se utiliza de forma deliberada como arma, algo totalmente prohibido por el derecho internacional humanitario.

Sigue leyendo…

 

Imagen de Cate Turton / Department for International Development DFID-UK con licencia CC BY 2.0