Skip to content

Cumbre Mundial Parlamentaria contra el Hambre y la Malnutrición

Según las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), un total de 821 millones de personas en el mundo estaban desnutridas en 2017, frente a los 815 millones en 2016. En África, Asia y América Latina, los indicadores de hambre se han estancado o empeorado.

El número de personas que padecen hambre había disminuido significativamente en los últimos 20 años. Sin embargo, esta tendencia se ha revertido en 2016 como consecuencia, entre otras razones, del cambio climático, un aumento en el número de conflictos y un crecimiento económico en declive.

Los próximos 29 y 30 de octubre se va a celebrar en Madrid la Cumbre Mundial Parlamentaria contra el Hambre y la Malnutrición cuyo objetivo es incorporar al poder legislativo en la lucha contra el hambre y la malnutrición, para avanzar en el compromiso político de eliminar el hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible para el año 2030, que se recoge en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 (ODS2).

Esta Cumbre, primera reunión parlamentaria de estas características, es una iniciativa conjunta de las Cortes Generales de España, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe.

Otros actores en el mundo parlamentario también han mostrado interés en apoyar y participar en esta Cumbre, como la Unión InterParlamentaria (UIP), el Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO), así como diversos parlamentarios de África, Asia y Europa.

La Cumbre da continuidad al trabajo que viene realizando la Cooperación Española y la FAO desde 2006, con el apoyo al Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y Caribe, en el marco de la Iniciativa América Latina y Caribe sin Hambre, incorporando al poder legislativo en la lucha contra el hambre y la malnutrición.

El papel de los legisladores en garantizar el derecho a la alimentación

La Agenda 2030 de las Naciones Unidas llama a los países a redoblar sus esfuerzos para abordar el Objetivo 2 de Desarrollo Sostenible (ODS2), que busca "acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria y una nutrición mejorada, y promover la agricultura sostenible" para construir un mundo donde "nadie se quede atrás".

La evidencia ha demostrado que allá donde existen y se implementan unos marcos legislativos fuertes, la tasa de hambre y malnutrición disminuye. Como legisladores, los parlamentarios se encuentran en una posición de ventaja y pueden dar un impulso para promover entornos propicios que garanticen la seguridad alimentaria y nutricional de las sociedades que representan.

También desempeñan un papel central en áreas clave como la supervisión de políticas, la rendición de cuentas y la propuesta y aprobación de leyes y presupuestos para la seguridad alimentaria y nutricional.

Por lo tanto, el trabajo que realizan los parlamentarios a nivel nacional y regional puede contribuir directamente a la reducción del hambre y la malnutrición y, en última instancia, a la realización del derecho a la alimentación.

 

Fuente: http://www.fao.org/about/meetings/global-parliamentary-summit/about/es/

Infografía: http://www.fao.org/3/b-i7567s.pdf