Skip to content

Agua para un mundo sostenible

Efectos de la falta de agua

Si nadie lo remedia, en 2030, el planeta deberá hacer frente a un déficit global de agua del 40%, según se afirma en el informe de las Naciones Unidas sobre desarrollo de los recursos hídricos de 2015, elaborado dentro del Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos (WWAP) que coordina la UNESCO.

El informe se titula “Agua para un mundo sostenible”. En él se analiza el papel fundamental del agua en las tres dimensiones del desarrollo sostenible -social, económica y medioambiental- y la necesidad de pasar a un enfoque multidisciplinar del agua, teniendo en cuenta la estrecha, y a la vez complicada, relación existente entre alimentación, energía, salud, comercio y medioambiente con el agua. Ban Ki-moon, Secretario-General de Naciones Unidas menciona en este documento que los recursos hídricos y los servicios esenciales que proveen tienen la clave para lograr la reducción de la pobreza, un crecimiento inclusivo, sistemas públicos de salud, la seguridad alimentaria y una vida digna para todos, así como una armonía perdurable con los ecosistemas esenciales del Planeta.

El informe comienza describiendo un mundo, en un futuro próximo, donde los recursos hídricos y los servicios relacionados con el agua son manejados de tal manera que los beneficios se maximizan y son equitativamente compartidos por todo el mundo. Como señalan los autores del informe “Esto no es ficción o una mirada utópica; creemos que este futuro se puede lograr. Un futuro en el que el agua es considerada y se maneja como un recurso esencial que afecta a todos los aspectos que tienen que ver con el desarrollo sostenible”.

El informe, presentado en Nueva Delhi el pasado 20 de marzo, se publica en un momento importante en el que la comunidad internacional está debatiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2016-2030) para el nuevo programa de desarrollo.

 

Fotografía con licencia creative commons de Tecno-Movida Caracas