Skip to content

2018 marca el arranque de los ODS en España

Fuente: Planeta Futuro. En poco más de un año, España ha pasado de carecer, prácticamente, de una hoja de ruta para la implementación de la Agenda 2030 de la ONU para el desarrollo sostenible —aprobada en septiembre de 2015— a contar con un organismo, el Alto Comisionado dependiente de Presidencia encargado de impulsar, coordinar y divulgar los trabajos para conseguir los objetivos que en ella se establecen, lo que ha supuesto un "cambio estratégico". Cristina Gallach fue la elegida para liderarlo el pasado julio, poco antes de que el país presentara su examen voluntario en el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas en Nueva York.

El equipo de Gallach ha empezado a trabajar en la Estrategia Nacional de desarrollo sostenible 2020-2030 que estará lista en 2019 y está a punto de arrancar la comisión mixta Congreso-Senado para la coordinación y seguimiento de la estrategia española para alcanzar los ODS. Además, en enero se prevé un borrador para la creación de un Consejo integrado por instituciones públicas y de la sociedad civil expertas en la materia.

Gallach enumera todo este trabajo en marcha para la construcción de las instituciones y organismos que promoverán y vigilarán el cumplimiento de los ODS. Para ello, recuerda que es necesario disponer de datos fiables. Por eso, ha sido una prioridad lanzar antes de que finalice el año un portal en la página el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre ODS en España. De algunos objetivos, sin embargo, aún no se dispone de los indicadores y están "en elaboración".

La alta comisionada revela que han comenzado a realizar un análisis semanal de la acción de Gobierno para comprobar qué decisiones tienen que ver con la Agenda 2030. "Nos permite ver en qué ODS se trabaja más y en cuáles menos. Y casar eso con los datos que nos proporciona el INE", explica. De momento no se ha confirmado que las conclusiones sean públicas en el futuro para que los ciudadanos puedan conocer si las decisiones políticas están en línea con lo que España se ha comprometido ante la ONU. Tampoco si las nuevas leyes tendrán un anexo obligatorio en el que se informe de qué objetivos de la Agenda 2030 contribuye a conseguir.

ARTÍCULO COMPLETO

IMagen: Steven Vandersande JR Unsplash_Planeta Futuro